Una revolución por la Libertad

A finales de octubre de 1956, el pueblo húngaro, de una manera espontánea y emocionante, se levantó contra el Gobierno comunista que, desde la creación de la República Popular de Hungría en 1949, había acabado con todos los derechos y con la libertad de sus habitantes.

Por eso, para que los ciudadanos españoles conozcamos su gesta y recordemos a esos héroes, creo que ha sido una magnífica idea levantar en Madrid, ahora que se cumplen los 60 años de la rebelión, un monumento en recuerdo de aquellos húngaros que dieron su vida por la libertad.

Un acto de justicia para los que murieron en Hungría y un motivo de reflexión. A todos los héroes de la Libertad.