¿Qué pinta la OSCE en esto?

El pasado 22 de marzo Madrid vivió una jornada de guerrilla urbana y todo el mundo, empezando por los organizadores y terminando por la Policía, sabía que unos grupos violentos pretendían que Madrid viviera una jornada de terror. Por eso la Policía preparó un dispositivo especial para defender los derechos y los bienes de los madrileños.

Lo que ocurrió lo ha visto todo el mundo en las televisiones. Los grupos violentos utilizaron tácticas y métodos de guerrilla urbana buscando el enfrentamiento directo con los policías con el evidente propósito de provocar una tragedia. A pesar de tener 67 heridos, la Policía mantuvo la calma y mostró una contención y un sentido de la disciplina verdaderamente admirables.

¿Qué pintaba esa noche en Madrid una delegación de la OSCE, Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, venida con el objetivo de vigilar el comportamiento de la Policía española? ¿Quiénes se creen que son esos señores para venir a España a vigilar a nuestra Policía como si esto fuese una república bananera o una satrapía comunista? España es un Estado de Derecho tan garantista con los derechos de los ciudadanos como el que más y me parece intolerable la presencia de estos señores.

Estoy segura de que en un país serio como por ejemplo Inglaterra, Francia o Alemania, no se les hubiera permitido ir para inspeccionar nada. Mucho más cuando nos hemos enterado de que al lunes siguiente, día 24, se reunieron en el Ministerio de Asuntos Exteriores de España para preguntar por qué los policías que eran atacados con cohetes, adoquines y todo tipo de objetos, no abrieron una vía de diálogo con quienes les agredían. Sin comentarios.

Por lo que acabamos de ver la OSCE se dedica a vigilar a la policía de países libres y democráticos como España. Nunca tendríamos que haber permitido la presencia de estos observadores que lo que son es un sólido argumento para proponer que esa organización, la OSCE, que seguro que está llena de burócratas muy bien pagados, se reoriente o desaparezca.