Madrid en la encrucijada

Siempre se dice que en España, a diferencia de otros países, como los anglosajones, somos poco respetuosos con instituciones del pasado. Bajo el título “Madrid en la encrucijada”, es para mí un honor haber tomado la palabra en una Institución más que centenaria, como lo es la Real Sociedad Económica Matritense de Amigos del País. Quiero felicitar a esta Institución por mantener un espíritu ilustrado, dieciochesco y patriótico, y por ese afán por colaborar al progreso de la Nación.

En la España de hoy la voz de los más patriotas es una necesidad ineludible.