Al Cristo de la Buena Muerte

El pasado Jueves Santo, como todos los Jueves Santos, los legionarios del Tercio Alejandro Farnesio, con su peculiar bizarría, llevaron sobre sus hombros al Cristo de la Buena Muerte en una procesión que congrega a miles de malagueños y atrae en la televisión miradas de todo el mundo. Y en medio de la procesión, los legionarios nombraron a Antonio Banderas “legionario de honor” y le impusieron el gorro de legionario, que nuestro brillante, famoso y simpático actor se caló con orgullo y sencillez. Que la legión, que es el cuerpo de élite de más solera de nuestro ejército, reconozca como uno de los suyos al actor español más universal y conocido en todo el mundo, me parece una magnífica noticia.

Como también me lo parece que en el mundo de hoy, cuando tantos progres miran con recelo a las Fuerzas Armadas, uno de los personajes más populares y queridos de toda España tenga ese gesto de simpatía y de cercanía hacia la Legión.

Todos los países de la Europa continental, no sólo España, necesitan replantearse su política de defensa. Porque ya no vale fiarlo todo a la protección de los Estados Unidos. Y el primer paso de esa política de defensa tiene que ser sin duda el de acercar las Fuerzas Armadas a la sociedad. Y que un icono de la España de hoy como es Antonio Banderas sea, desde el pasado jueves santo, legionario, y de honor, es una noticia que debe trascender las páginas que los periódicos dedican a los ecos de sociedad. Y debe alegrarnos a todos los que queremos que los españoles vibren con su ejército y lo sientan como algo muy propio.

Mi comentario en Cope este martes 2 de abril:

S personalizado

Sus datos quedarán incluidos en un fichero responsabilidad del Partido Popular de Madrid, de acuerdo a la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD). Así mismo, marcando la opción de suscripción, usted acepta el envío por medios electrónicos de comunicaciones informativas sobre las actividades e iniciativas del Partido Popular de Madrid. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndose al Partido Popular de Madrid, por correo postal a la Calle Génova 13 1ª planta (28004, Madrid) o mediante un correo electrónico a lopd@ppmadrid.es.